INFORMACION JURIDICA
4Jurisprudencia
4Doctrina
SECCION NOTICIAS
4Abogados
4Negocios y Mercados
4Tecnología e Internet
4Laborales y RRHH
4Informática
4Real Estate
INTRANET
4Ingreso persona autorizada
Ver el perfil de Grupo Legal en LinkedInVer el perfil de Grupo Legal
ciudad_este_marca_-_copia.png
Clave de Ingreso:
Usuario:

Password:


Registrarse

28/2/2012

La C. Nac. Com., sala A, en autos "Banco del Acuerdo SA v. Koblit SA y otro", resolvió que la falta de aceptación de la compra por parte del ejecutado impone admitir el pedido de levantamiento de embargo sin tercería deducido en la presente ejecución, ello con fundamento en la inexistencia de titularidad dominial por parte de aquél, desde que el dominio del inmueble en cuestión permaneció en cabeza del comprador.

Banco del Acuerdo SA v. Koblit SA y otro

Cámara Nacional de Apelaciones en lo Comercial, sala A

Buenos Aires, 1 de septiembre de 2011.

Y VISTOS :

1.) Apeló la parte actora la resolución dictada a fs. 544/545, que hizo lugar al pedido de levantamiento de embargo sin tercería introducido por Severino G. SACI y F a fs. 527/531 respecto del inmueble individualizado como Lote 1-B, parte del Lote 1 de la Manzada 6 -calle Bartolomé Mitre 140-, de la ciudad de Puerto Madryn, Provincia de Chubut.-

Para así decidir, la magistrada de grado refirió que la causa fue iniciada hace más de veinteseis (26) años contra Koblit S.A y Héctor Dionisio Podhainy, habiéndose ordenado llevar adelante la ejecución contra estos últimos con fecha 18.9.86 -ver fs. 85-; que se trabó embargo sobre el inmueble en cuestión -a pedido de la actora- con fecha 10.12.84, habiendo dejado constancia el Registro de la Propiedad Inmueble de la Provincia de Chubut que la propiedad había sido adquirida por un tercero -Edgardo Mario Koremblit- para y con dinero de la sociedad Koblit S.A (ver fs. 92/93), -medida luego reinscripta sucesivamente-. Desde esa óptica, la juez de grado expuso que, al tratarse de una operación susceptible de ser encuadrada dentro de la figura de la estipulación a favor de terceros (arts. 504, 1161 y 1162 Cód. Civil) y en tanto la compra no fue aceptada por la co-demandada Koblit S.A mediante la escritura pública correspondiente, juzgó que esta última no era titular del inmueble de marras resultando inviable su ejecución en el marco de estas actuaciones.-

Destacó, de otro lado, que la tercerista Severino G. SACI y F fue declarada adquirente por usucapión del citado bien en los autos caratulados " Severino G. SACI y F c/ Koremblit, Edgardo Mario s. posesión veinteañal", en trámite por ante el Juzgado Civil y Comercial de Puerto Madryn, Provincia de Chubut; que el demandado se allanó a la demanda invocando que la propiedad había sido adquirida para y con dinero de Koblit S.A y que no tenía patrimonio afectado a dicha sociedad (véanse copias certificadas de la sentencia firme del 02.02.09, fs. 512/517); que el aquí actor Banco del Acuerdo S.A - en liquidación- se presentó en esa sede y solicitó, sin éxito, el levantamiento de la medida de no innovar allí decretada (véase pronunciamientos copiados a fs. 522/526). En ese marco, la juez de grado contemplando las circunstancias apuntadas y el hecho de que el demandado Koblit S.A no resultaba titular del inmueble, admitió el pedido de levantamiento de embargo sin tercería.-

Los fundamentos de la apelación obran desarrollados a fs. 550/ 554 y contestados a fs. 556/558.-

2.) La ejecutante adujo que la cuestión ya había sido introducida y desestimada por el juzgado de grado con fecha 16.06.99 -ver fs. 274/277-, por lo que, a su criterio, la sentenciante se apartó de una decisión que pasó en autoridad de cosa juzgada. Indicó que el hecho de que la tercerista adquirió el inmueble por usucapión no alteró la situación de autos pues el embargo anotado desde el año 1.984 -vigente a la fecha- le era oponible.-

En esa línea, sostuvo que a la fecha de la anotación del embargo -10.12.84- el inmueble se encontraba dentro del patrimonio de la co-demandada Koblit S.A, al haber sido adquirido para y con fondos de ésta última, por el tercero Eduardo Koremblit -quien revestía, a esa época, la condición de vicepresidente de dicha sociedad, veáse, a su respecto, el segundo testimonio del título que luce a fs. 107/108-. Se agravió, por otra parte, que hubiera impedimento para ejecutar el bien de marras cuando el propio Koremblit dio su expresa conformidad en autos para realizar cualquier medida liquidatoria sobre el bien, sosteniendo que obró como gestor y que no tuvo dineros ni intereses propios en la operación realizada (ver fs.407), sumado todo ello al silencio de la codemandada antedicha.-

El banco accionante, por otra parte, adujo que su contraria ha tenido por objetivo desbaratar sus derechos en el recupero de su crédito pues, según dijo, en el año 1.999 el Sr. Carlos Stroppiana junto con su letrado Tomás Fondacaro solicitó el levantamiento del embargo decretado en autos -con fundamento en que no podía inscribir el dominio del inmueble a su nombre- y que luego de rechazarse esa pretensión por resolución firme del 16.6.99, aquél se presentó por medio del mismo letrado, tras el juicio de usucapión realizado por Severino G. S.A., requiriendo nuevamente el levantamiento de la cautelar sin tercería; sin que este último extremo hubiera alterado la situación de autos, pues a la fecha del primer embargo la propiedad -año 1.984- resultaba de propiedad de Koblit S.A.-

3.) A los fines del acabado conocimiento de la materia recursiva propuesta a conocimiento de este Tribunal, es de señalar que de las constancias con que se cuenta en autos, se aprecia que decretado el embargo sobre el bien en cuestión, la traba del gravamen fue materializada con fecha 10.12.84 (véase informe registral de fs. 92/93). En dicha pieza, la autoridad de registro de la Provincia de Chubut, informó que el Sr. Eduardo Mario Koremblit compró para y con dinero de la sociedad demandada en autos " Koblit S.A" , extremo que se compadece con los términos del segundo testimonio del título de proiedad que luce a fs. 107/108, en virtud del cual el mentado adquirente declaró ante escribano que adquirió la propiedad con fondos y para dicha sociedad, de la cual resultaría, a esa época, su vicepresidente.-

Tampoco puede soslalayarse que quien aparece como titular registral del bien en cuestión resulta ser el nombrado Edgardo Mario Koremblit -que no es demandado en autos- y que sin perjuicio de que la compra, como se dijo, fue efectuada para y con dinero de la co-ejecutada en autos Koblit S.A , esta última, no aceptó la operación mediante escritura pública, extremo ineludible en este tipo de adquisición encuadrada dentro de la figura jurídica de la estipulación a favor de terceros (arts. 504, 1161 y 1162 del Cód. Civil). En efecto, el instituto jurídico que nos ocupa se traduce en un dominio con modalidades especiales, asimilable a las que componen el dominio fiduciario que regula el art. 2662 del Cód.Civil, existiendo una situación provisoria, o de inestabilidad en la titularidad dominial, que ha de quedar resulta al aceptarse la adquisición o revocarse el dominio. Hasta entonces, el fideicomisario solo tiene derecho a adquirir el dominio y, no el dominio mismo, que permanece en cabeza del comprador. Por lo que los acreedores del comprador se encuentran habilitados para agredir el bien hasta tanto el beneficiario acepte la operación -lo que no ocurrió en el sub lite- (cfr. arg. esta CNCom., Sala B., in re: "Peña Horacio Hector s. ter. de dominio en autos: Tarantino Leonardo Carlos c/Peña Hector s. ejecutivo", del 24.08.90, id., in te: "Adolfo Interplat S.A Cía Financiera c/ Granero Mario s. ejecutivo"; del 15.9.2004, etc).-

(cfr. arg. esta CNCom., Sala E., in re: "Barcesat Rafael c/ Atalaya S.A s. ejecutivo", del 31.12.87). Síguese de ello entonces que, al no perfeccionarse la operación conforme lo establecen los arts. 1161 y 1162 del C.C., no siendo entonces la citada demandada titular del inmueble en cuestión y en vista, también, que el bien sobre el que pesan las cautelares decretadas en autos consta inscripto a nombre del Sr. Koremblit -ajeno a la litis- y no se encuentra registrada, se reitera- la correspondiente aceptación de compra por la sociedad (situación jurídica que subsiste en la actualidad, véase informe de fs. 540) no corresponde -como lo sostuvo la juzgadora- la ejecución del inmueble en estos actuados habida cuenta de que la co-ejecutada Koblit S.A no es titular dominial del mismo.-

Por otra parte, tampoco existe fundamento jurídico para mantener la medida de embargo ordenada en autos y asentada registralmente en fecha 1012.84 (y reinscripta sucesivamente según constancias de fs.92/93, fs. 152, fs. 240 y fs. 499) por cuanto el bien no aparece inscripto registralmente a nombre de aquélla firma, que tampoco evidenció interés alguno en el asunto pues guardó silencio ante la requisitoria que se le cursara a fin de que aceptara la compra efectuada por el tercero (véase providencia de fs.402 y notificación de fs.405). Por lo tanto, desde tal óptica no admite reproche alguno la solución adoptada por la Sra. Juez de Grado.-

4.) A mayor abundamiento, no se advierte en la especie que se hubiera afectado el principio de la cosa juzgada pues la cuestión resuelta el 16.6.99 (ver fs.7274/275), donde se rechazó el pedido de levantamiento de embargo promovido por el Sr. Carlos Stroppiana -a título personal- al considerar la juez previniente que aquél no había acreditado la calidad de titular registral del inmueble de marras, sin abordar, en esa oportunidad, los efectos de la figura de la compra en comisión. Sentado lo anterior, en el fallo apelado, la actual magistrada abordó derechamente la operación dentro de la figura jurídica de la estipulación a favor de terceros, existiendo además un tercero Severino G. SACI y F -a diferencia del suspuesto anterior-, que acreditó la calitad de titular del inmueble embargado por declaración de usucapión, por lo que sus presupuestos fácticos no guardan relación con la anterior decisión del año 1.999 ya que, se reitera, otra fue la cuestión decidida y otros los sujetos intervinientes.-

Por último, en lo atinente a la invocación del banco apelante respecto a que presuntamente las mismas personas que vendieron el inmueble a Koremblit -quien comprara con dinero y para la aquí demandada- luego lo adquirieron por medio de usucapión no es un tópico que pueda ventilarse en este juicio ejecutivo en tanto el desbaratamiento de derechos que denuncia, solo puede ser planteado por la vía y forma correspondiente y desde tal sesgo, nada cabe decidir a esta Sala a su respecto|.-

5.) Por todo lo hasta aquí expuesto, esta Sala RESUELVE:

a) Rechazar el recurso de apelación interpuesto y confirmar la resolución recurrida en lo que fue materia de agravio;

b) Imponer las costas de Alzada en el orden causado atento el derecho con que pudo creerse la accionante para actuar como lo hizo y demás particularidades del caso.

Devuélvase a la instancia de grado encmendándose a la Sra. Juez a quo practicar las notificaciones del caso con copia de la presente resolución. La Señora Juez de Cámara Dra. María Elsa Uzal no interviene en la presente resolución por encontrarse excusada (art. 109 del Reglamento para la Justicia Nacional). Isabel Míguez, Alfredo Arturo Kölliker Frers. Ante mí: Jorge Ariel Cardama. Es copia del original que corre a fs. de los autos de la materia.

Jorge Ariel Cardama

Prosecretario de Cámara


Recopilacion: Grupo Legal




ImprimirRecomendar

Escribir un comentario

  
Diseño Yanasu ID + Com Visual
Powered by Inversiones Monte Alegre S.A. | Eurofull MendozaLineas-IPMendoza en la Web